Comprar una radial, consejos y aspectos a considerar

La radial o amoladora angular, es probablemente, la herramienta eléctrica más útil después del taladro. Es una máquina muy polivalente que nos sirve para todo, principalmente la utilizaremos para cortar, desbastar, pulir y rebajar piedra y metal.

Radial pequeña para cortar metal
Corte de un tubo de acero con una radial pequeña

¿Estas pensando en comprar una radial? Estos son algunos aspectos que deberías considerar para hacer una elección de compra correcta.

El tamaño, la decisión más importante a la hora de comprar una radial

Ninguna otra característica va a condicionar más el uso que podamos dar a la amoladora que su tamaño. Por ello, es de una importancia vital, conocer bien los diferentes formatos para escoger el modelo correcto. ¿Qué tamaños de radial existen?

Existen dos tipos de radial, las grandes y las pequeñas, pero esto es una simplificación bastante exagerada. Dentro de las radiales pequeñas, las hay muy pequeñas y medianas. Con las grandes la diferencia es un poco menor, pero también existen varias alternativas.

Radiales pequeñas ¿para qué se utilizan?

Radial pequeña para corte de metal

La radial pequeña es una herramienta obligatoria para cualquier aficionado al bricolaje. Nos puede sacar de un millón de apuros. Sirve para todo. Con un disco de corte de metal la podemos utilizar para cortar infinidad de materiales. Varillas de acero corrugadas (ferralla), varillas roscadas, perfiles angulares, chapa, pletinas, tornillos, clavos, cables de acero, la lista de materiales es interminable.

En general, con una radial pequeña se puede cortar cualquier metal, macizo o hueco, de un diámetro máximo de unos 40 o 50 milímetros. Ojo, con una radial pequeña no se puede hacer un corte de estas medidas de golpe. Es preciso ir girando, o bien la pieza, o bien la propia máquina. Con una radial grande sí que podríamos hacer el corte entero.

Radial hitachi
Desbaste de un perfil hueco de acero con una radial Hitachi

Para ello utilizaremos discos de corte de metal. Lo mejor es utilizar los discos de corte especiales para acero inoxidable, independientemente del metal que vayamos a cortar. Estos discos son más finos, más precisos y requieren de menor esfuerzo mecánico para trabajar. Por ello, alargarán la vida del motor de la radial y nos harán más fácil la tarea.

Radial pequeña para corte de materiales cerámicos

El segundo tipo de materiales que se puede cortar con una radial pequeña son los materiales de construcción. Hablamos de azulejos, porcelánico, piedra, granito, ladrillo, hormigón, piedra prefabricada, resinas y materiales compuestos (madera sintética de suelos), etc.

Y aquí es donde aparece uno de los usos clave de la radial pequeña: el cajeado de azulejos. Es una herramienta que todo alicatador lleva siempre encima. El cortaazulejos es ideal para los cortes rectos. Pero sin la radial resulta imposible hacer "las cajas", es decir los cortes en ángulo, especialmente cuando están en el medio de la pieza.

El ejemplo por excelencia: el agujero que se hace en los azulejos donde va la toma de fontanería para el grifo. Para hacer estos cortes el alicatador marca el azulejo por detŕas. Es imprescindible cortar por la zona posterior del azulejo. El motivo es que el agujero de un grifo es tan pequeño, que cuando el disco ha llegado a cortar todo el grosor del azulejo, ha marcado más allá de la línea de corte. Si lo hacemos por detras está marca queda en el barro y no se ve en la pared.

Para este tipo de cortes se puede utilizar discos de piedra (negros). Pero es más habitual y efectivo utilizar discos de diamante. Estos discos los hay de varios tipos dependiendo del material a cortar. Segmentados, turbo, sinterizados, etc. Sólo con un buen disco de diamante se puede cortar el hormigon armaado con facilidad. Sin embargo, la radial pequeña apenas puede profundizar en estos materiales. Con la excepción de los azulejos es más común utilizar la radial grande para estas tareas.

Desbaste de piedra y metal

Esta es otra de las tareas que una radial pequeña soluciona con soltura. Se utilizan para ello discos gruesos de desbaste o bien discos con láminas de lija. La aplicación más clara es el desbaste de las soldaduras en carpintería metálica. También se pueden practicar rebajes en metales macizos, materiales cerámicos, etc.

Radial con disco de desbaste
Radial pequeña equipada con disco para desbaste de metal

Si se tiene buena mano, se puede utilizar la radial pequeña para desbastar el canto de los azulejos y hacer esquinas a inglete.

La radial grande, perfecta para la construcción

Una radial grande también es útil como herramienta de bricolaje, pero más bien es una herramienta para la construcción y reformas. Se utiliza para cortar vigas de acero o de hormigón, cargaderos, abrir huecos en muros, paredes de carga, forjados, etc.

Radial grande
Corte de una pieza metálica con una radial grande

Una amoladora grande nos permite cortar tubos huecos o macizos y perfiles de mayor sección que la pequeña sin necesidad de girar alrededor de la linea de corte. La radial grande utiliza discos de 230 mm de diámetro. Al igual que con la pequeña, existen discos para corte de piedra, metal o de diamante.

¿Qué radial comprar?

Además del tamaño, hay que considerar otros dos aspectos:

  • Tipo de protección frente al polvo
  • Uso previsto: doméstico o profesional

La protección frente al polvo es imprescindible para la longevidad de la máquina

Un error gravísimo que muchas personas cometen al comprar la radial es comparar la ficha técnica de unas y otras máquinas sin prestar atención al sistema de protección frente al polvo.

De poco sirve tener un motor eléctrico de gran potencia si la radial no dispone de algún sistema de protección frente al polvo. Hay que tener en cuenta, que tanto al cortar piedra como metal se genera una gran cantidad de partículas de diminuto tamaño. Este polvillo rebota con los propios materiales y se mete por las aberturas de ventilación.

Si el polvo llega al bobinado eléctrico del motor, a las escobillas o al colector ocasionará un desgaste prematuro. Si además bloquea las ranuras de ventilación el motor se quemará por falta de refrigeración.

Un buen ingeniero industrial, al diseñar una de estas máquinas no deja este asunto al azar. Existen varias formas de evitar el problema. Proteger la entrada de polvo con revestimientos especiales de resina es una de ellas. Otra, es diseñar las ranuras de forma que el flujo de aire se canalice al exterior impidiendo que el polvo llegue a las zonas críticas (escobillas, colector, bobinado, etc.).

Las radiales profesionales no suelen este problema (Hitachi, Dewalt, Bosch, Hilti, Makita, etc.).

Radiales profesionales o de bricolaje

También es importante tener en cuenta el uso que le vamos a dar a la máquina. No es lo mismo utilizarla ocasionalmente, una o dos veces al mes, que someterla a varias horas de uso diario.

Si le vamos a dar un uso muy intensivo, es aconsejable comprar una radial profesional o al menos una de "bricolaje" de gama alta. El motor, el cuerpo de la máquina, la carcasa, la empuñadura e incluso el interruptor en poco se parecen a las máquinas de bricolaje.

Recomendación de compra para radiales pequeñas

Aquí dejo tres recomendaciones de compra para una radial pequeña. Una de bricolaje, la Black & Decker, más barata y apta para un uso esporádico.

Y dos radiales profesionales de Bosch. Una para disco de 115 mm y otra para discos de 125 mm. Las radiales de 125 mm son muy útiles pues son capaces de cortar cinco milímetros más de profundidad y además el disco dura mucho más tiempo (sin ser mucho más caro).

 BLACK+DECKER KG115K-QS - Amoladora 750W de 115mm

BLACK+DECKER KG115K-QS - Amoladora 750W de 115mm

Comprar en Amazon
 Bosch Professional GWS 7-115 - Amoladora angular, diámetro del disco, 115 mm, en caja, 720 W

Bosch Professional GWS 7-115 - Amoladora angular, diámetro del disco, 115 mm, en caja, 720 W

Comprar en Amazon
 Bosch Professional GWS 7-125 - Amoladora angular, diámetro de disco 125 mm, en caja de cartón, 720 W, 240 V

Bosch Professional GWS 7-125 - Amoladora angular, diámetro de disco 125 mm, en caja de cartón, 720 W, 240 V

Comprar en Amazon

Recomendación de compra para radiales grandes

Y aquí unas cuantas radiales de las grandes. La Einhell para un uso muy esporádico. El resto, la Makita, la Dewalt y la Hitachi están preparadas para aguantar lo que sea. Son tres excelentes marcas que fabrican herramientas profesionales de muy buena calidad. Son mucho más baratas a la larga que las radiales domésticas (vale la pena el esfuerzo).

 Einhell 4430870 Amoladora Expert TE-AG 230/2350, 2350 W, 230 V, Negro, Rojo

Einhell 4430870 Amoladora Expert TE-AG 230/2350, 2350 W, 230 V, Negro, Rojo

Comprar en Amazon
 Hitachi G23SW2WW - Amoladora 230 mm 2,200 W con maletin y disco diamante

Hitachi G23SW2WW - Amoladora 230 mm 2,200 W con maletin y disco diamante

Comprar en Amazon
 DeWalt DWE492S-QS Amoladora 230 mm 2.200W 6.500 rpm Arranque suave

DeWalt DWE492S-QS Amoladora 230 mm 2.200W 6.500 rpm Arranque suave

Comprar en Amazon
 Makita GA9040R - Amoladora 230Mm 2.600W Sar

Makita GA9040R - Amoladora 230Mm 2.600W Sar

Comprar en Amazon

Página 1 / 1

Otras categorías