Adaptadores SDS

El sistema de portabrocas SDS es el estándar utilizado por varias herramientas como los rotomartillos combinados (SDS-Plus) o los martillos de demolición (SDS-Max). Los adaptadores SDS nos permiten el uso de accesorios SDS-Plus en máquinas SDS-Max o bien el uso de otros accesorios como las llaves de vaso.

Tipos de adaptadores SDS

Estos son algunos de los adaptadores SDS más comunes:

  • Adaptador SDS Plus para puntas hexagonales: permite la instalación de puntas de 1/4 de pulgada en portabrocas SDS. Anulando la percusión nos permite utilizar el martillo como atornillador.
  • Adaptador conversor SDS Max a SDS Plus: para utilizar brocas, cinceles y punteros pequeños en máquinas grandes.
  • Adaptadores para llaves de vaso: se trata de un adaptador SDS Plus que permite el uso de puntas de vaso de 1/4, 3/8 o 1/2 pulgada.
  • Vástago portabrocas SDS Plus: permite acoplar un portabrocas convencional (rosca M10) sobre un portabrocas SDS Plus
  • Adaptador hexagonal de cambio rápido: es una variación del clásico portapuntas hexagonales con sistema de cambio rápido y fijación segura mediante resorte (1/4 pulgada).
  • Adaptador para coronas: permite el uso de coronas de corte con diente de sierra (o abrasivas de diamante) en los taladros SDS Plus (ideales para la instalación de focos empotrados, pasos de tuberías, etc.).

Gracias a los conversores podemos convertir nuestro taladro/martillo percutor Hilti, Makita, Bosch, Hitachi, DeWalt en un potente atornillador o en una llave de impacto para mecánic aumentando así la versatilidad de nuestra máquina. Por su parte, el conversor SDS-Max/SDS-Plus nos permite utilizar los accesorios pequeños de nuestro martillo pequeño/mediano en uno grande.

Adaptador SDS Max a SDS Plus Adaptador Bosch para la conversión de portaútiles SDS Max a SDS Plus

¿Qué hay que tener en cuenta al comprar adaptadores SDS?

Lo más importante es la calidad del adaptador: buscaremos uno fabricado con acero de calidad (aleación con cromo-vanadio o similar). Los adaptadores excesivamente baratos están fabricados con metal de baja calidad y se romperán en cuanto se vean sometidos a un cierto esfuerzo. El acero al cromo-vanadio, endurecido y tratado térmicamente sí es capaz de soportar los esfuerzos de torsión (especialmente importante para las llaves de vaso). Este acero se suele identificar con los símbolos de sus elementos (Cr-V) o bien mediante las normas industriales de fabricación (por ejemplo, UNE F-1430, SAE 6150, o DIN 1.8159).

Por otro lado, y aunque se venden de forma individual, también existen lotes que incluyen los adaptadores más comunes (el hexagonal de 1/4 de pulgada para puntas y los tres tamaños de llave de vaso de vástago de sección cuadrada).

También valoraremos que la superficie del adaptador haya sido tratada contra la corrosión (existen diferentes tratamientos y técnicas: por ejemplo, el chorro de arena abrasivo). Por último, en los adaptadores para vaso, comprobaremos que incluyan el retén de seguridad mediante el rodamiento de bola (que asegura la unión entre el vaso y el adaptador).

Si te ha sido útil la información, comparte esta página. ¡Gracias!

Valora el contenido: