Diferencia entre la silicona caliente y la silicona fría para el sellado de juntas

¿Por qué se llama silicona caliente a la cola termofusible si no es silicona? ¿En qué se diferencia de los selladores de silicona usados para sellar ventanas o impermeabilizar un plato de ducha?

En este breve artículo te lo explico.

¿Qué es la silicona caliente?

La silicona caliente, o mejor dicho, el pegamento o cola termofusible es un tipo de adhesivo sólido que se presenta en forma de barra. Para su aplicación se usa una pistola de encolar para pegamento termofusible.

La pistola de silicona caliente derrite las barras de pegamento gracias a una pequeña resistencia eléctrica que calienta y funde el adhesivo. Al enfriarse, el pegamento vuelve a su estado sólido.

Desde el punto de vista químico, la cola termofusible es un adhesivo termoplástico que puede usar como base diferentes compuestos químicos. Por ejemplo:

  • Copolímeros de etilvinilacetato: más conocido como goma EVA o foamy.
  • Poliolefinas
  • Poliamidas y poliésteres
  • Poliuretanos
  • Copolímeros y estirenos en bloque
  • Policarbonatos
  • Fluoropolímeros

La llamada silicona caliente se puede usar para pegar cartón, cartulina y muchos otros materiales. Es especialmente útil en el campo de la electrónica para fijar componentes electrónicos de gran tamaño y evitar que se muevan o se desprendan de la placa que contiene el circuito impreso. También se usa a nivel industrial, en reparaciones del hogar, manualidades escolares, bricolaje, instalaciones, etc.

Aunque se conoce popularmente con este nombre, la silicona caliente no es auténtica silicona y tampoco tiene sus propiedades. Por ejemplo, es mucho menos flexible.

¿Qué es la silicona fría?

La silicona fría, conocida a veces por este nombre para diferenciarla de la caliente, es, desde el punto de vista químico, un compuesto inorgánico formado por átomos de oxígeno y silicio.

Desde el punto de vista funcional, la silicona también se puede usar como adhesivo, al igual que la cola termofusible. Sin embargo, el uso por excelencia de la silicona es como sellador. Los selladores de silicona se usan en las juntas de impermeabilización en bañeras, platos de ducha o ventanas, por ejemplo.

Para la aplicación de la silicona también se usa una pistola y también puede ser eléctrica, aunque solo algunos profesionales la usan de este tipo, pero, a diferencia de la de cola termofusible, no derrite el adhesivo, sino que hace fluir la masilla a través de una boquilla.

La silicona se presenta en tubos o cartuchos rígidos con un émbolo en su parte inferior que es empujado mecánicamente por el pistón de la pistola. Y así es como funciona este adhesivo/sellador.

En cuanto a las propiedades físico-químicas de la silicona, ésta es resistente a la luz solar, a la radiación UV y al envejecimiento. Tiene una gran capacidad de elongación, ésto es, se puede estirar hasta en un 400 %. Es estable químicamente, no produce proliferación de bacterias y no es tóxica. Además, tiene una baja coeficiente de transmisión térmica, lo que la hace ideal para usar en ventanas y fachadas. Por estos motivos es muy frecuente su uso como sellador general en la construcción y en la carpintería de ventanas de aluminio, PVC y madera.

Deja un comentario