¿Cuáles son las diferencias entre taladro, martillo y atornillador?

Sin importar de dónde obtienen la energía eléctrica (cable o batería, en su interior, estas tres herramientas poseen un motor eléctrico. Y también un cabezal rotativo en el que se pueden acoplar varios accesorios (puntas de atornillar o brocas). Pero ¿para qué sirven? En principio, el taladro sirve para taladrar, el martillo, para perforar materiales duros y el atornillador, para atornillar.

Sin embargo, un taladro también puede desatornillar y un atornillador también puede perforar. ¿Cómo? Sí, ninguna de estas herramientas tienen un único uso: son polivalentes. Esto causa confusión a la hora de comprar la máquina. El asunto se complica debido a las limitaciones del lenguaje, pues, por ejemplo, un atornillador de impacto nada tiene que ver con un taladro percutor, aunque ambos funcionen a base de golpes.

En este breve artículo te explicaré las diferencias entre el taladro eléctrico (con o sin percutor), el martillo perforador y el atornillador (sea o no de impacto). Y lo mejor será empezar por el principio, es decir, por el taladro. La herramienta eléctrica más útil en el mundo del bricolaje.

Taladro y taladro percutor

Su nombre lo deja bien claro: un taladro sirve para taladrar. Si una herramienta no sirve para taladrar, la podremos llamar de muchas formas, pero jamás taladro.

Cuando un taladro puede perforar paredes de ladrillo, cemento, azulejo..., hablamos de taladro percutor. El taladro con percusión es la herramienta más usada para colgar cuadros, fijar mamparas de ducha o instalar barras de cortina. Es decir, es la máquina ideal para las tareas básicas del hogar.

Pero ¿qué es la percusión? Percutir viene del latín percuotere y significa 'golpear una cosa de forma repetida'. Esa cosa que golpea el taladro no es otra que la broca. Y esto sirve para perforar más fácilmente en paredes duras (ladrillo, piedra, hormigón).

¿Cómo clavarías un clavo en una pared? Con un martillo, claro. Pues bien, el taladro percutor hace algo parecido con la broca: la golpea por detrás con un percutor mecánico en dirección a la pared. La combinación del giro y de los golpes es la que posibilita la perforación de la pared.

Taladro percutor

Taladro con percutor en posición solo-taladro (símbolo de broca)

En los taladros con percutor la percusión es desconectable. Y como símbolo para indicar cuál es la posición de percutor usan precisamente un martillo. Pero ¿no hay taladros sin percutor? Por supuesto que los hay. Y con ellos llegan los primeros malentendidos.

Cuando el taladro no tiene percutor, algunas personas se refieren a él simplemente como taladro. Es decir, recapitulando:

  • Taladro: herramienta eléctrica que sirve perforar (metal o madera).
  • Taladro percutor: taladro con función de percutor (golpeo) que, además del metal y la madera, también puede perforar pared de ladrillo o cemento.

En otras palabras, todos los taladros percutores son taladros. Pero no todos los taladros son percutores.

Aparquemos por un momento a los taladros. Pasemos a hablar de los atornilladores.

Atornillador eléctrico convencional

Si el taladro servía para taladrar, el atornillador sirve, ¡oh, sorpresa!, para atornillar. Un atornillador eléctrico de mano no es más que un destornillador con motor, por así decirlo.

Atornillador de mano

Pequeño atornillador de mano inalámbrico con batería de litio y portapuntas hexagonal

Los atornilladores eléctricos, que pueden ser grandes o pequeños, son muy útiles para montar muebles en kit (tipo IKEA), desmontar electrodomésticos, fijar herrajes metálicos en elementos de carpintería (bisagras, picaportes, cerraduras), desarmar el salpicadero del coche, etcétera. Es decir, los atornilladores son para atornillar y desatornillar tornillos.

¿Quiere decir eso que no sirven para taladrar? Sí y no. Perforar no es el cometido básico de un atornillador, eso desde luego. Sin embargo, si tiene potencia con la ayuda de una broca de vástago hexagonal, que es compatible y encaja en el portapuntas hexagonal de la herramienta, se pueden perforar pequeños orificios en metal y madera.

¿Has dicho portapuntas hexagonal? Sí, como norma general los atornilladores eléctricos vienen equipados con un portapuntas fijo, es decir, que no es desmontable, en el cual se pueden montar todo tipo de puntas de atornillar

¡Pero hay atornilladores con portabrocas! En efecto, y a ellos los llamamos taladros atornilladores. De manera que volvamos a los taladros.

Taladros atornilladores

La herramienta eléctrica que ha sido diseñada para taladrar y atornillar se llama taladro atornillador. Esta máquina combina las prestaciones de un taladro con las de un atornillador pero ¿cuáles son esas prestaciones?

Cuando un atornillador tiene cierta potencia incluye algún tipo de regulación de fuerza. Por lo general, este regulador suele ser un embrague mecánico con varias posiciones. Es el componente que hace el ruido característico de carraca cuando se supera el par de apriete escogido. Los taladros no suelen tener embrague, sino regulador electrónico de velocidad (el cual no hace el ruido de carraca). Pues bien, los taladros atornilladores combinan estas dos características.

Taladro atornillador con percutor

Taladro atornillador con embrague mecánico para regular la fuerza de atornillado y modo percutor

Es muy común que los taladros con batería sean al mismo tiempo taladro y atornillador. Es decir, incluyen regulador electrónico de velocidad, en el gatillo; y el ajuste mecánico de fuerza, en el embrague selector de posiciones de atornillado.

Puesto que se usan con brocas y puntas de atornillar indistintamente, los taladros atornilladores están equipados con un portabrocas de tres garras. Esto significa que para montar las puntas de atornillar necesitaremos adquirir un adaptador hexagonal para taladro, o bien usar puntas largas.

De manera que con esta herramienta podemos taladrar metal en metal, plástico o madera y también atornillar (y desatornillar) tornillos. ¿Pero qué pasa si también queremos taladrar en pared?

Taladros atornilladores con percutor

El taladro atornillador puede ser solo taladro o taladro con percutor. Reconocerás el segundo fácilmente porque en su selector de posiciones de atornillado encontrarás el dibujo de una broca y el de un martillo (percutor). En cambio, si solo es taladro atornillador solo aparecerá la broca.

Esta es una de las herramientas eléctricas más versátiles que puede tener un manitas o aficionado al bricolaje en su caja de herramientas, pues sirve para todo. Con este taladro puedes montar muebles, perforar acero y madera, taladrar pared de ladrillo y hormigón o tallar roscas en metales blandos, por poner algunos ejemplos.

Antes de pasar a los martillos, vale la pena detenerse en una variante de los atornilladores: los de impacto.

Atornilladores de impacto

Como señala su nombre, los atornilladores de impacto también funcionan con golpes, al igual que el taladro percutor. Sin embargo, los impactos que recibe la punta de atornillar son para apretar y aflojar más fácilmente los tornillos, y no para perforar paredes duras de hormigón o ladrillo.

¿Cómo puede un impacto facilitar el atornillado? Vamos a verlo con un ejemplo. Cuando pinchamos una rueda en el coche, nos subimos encima de la llave y usamos nuestro peso para aflojar más fácilmente el tornillo. Pero también podríamos usar un martillo para golpear la llave. De hecho, tal vez hayas golpeado una llave inglesa para aflojar alguna tuerca. Esto se conoce como impacto tangencial (perpendicular al radio) y es la base del funcionamiento del atornillador de impacto.

Algunas cosas salen mejor a golpes. Para aflojar un tornillo que está duro es más efectivo usar una herramienta de golpeo. Es muy característico el ruido que hacen las llaves neumáticas de impacto en los talleres de neumáticos. Pues bien, un atornillador de impacto funciona como la llave neumática de los mecánicos, pero en pequeño.

Por lo tanto, un atornillador de impacto también tiene un percutor, al igual que un taladro. Pero dicho percutor no golpea por detrás la broca (en este caso la punta), sino que lo hace lateralmente (tangencialmente). Todo esto se traduce en una herramienta eléctrica muy potente para las labores de atornillado y desatornillado. Los atornilladores eléctricos más potentes son los de impacto.

Atornillador de impacto

Atornillador de impacto reversible con portapuntas hexagonal

En consecuencia, para atornillar tornillería muy larga, por ejemplo, tornillos estructurales para montar estructuras y edificaciones de madera, la mejor máquina que puede usarse es el atornillador eléctrico de impacto. Se trata de una herramienta con una gran fuerza de torsión, sin embargo, tiene el inconveniente de que no puede usarse para taladrar paredes.

Y, precisamente, si esta herramienta es la más potente para atornillar, la siguiente lo es para perforar paredes, techos y pavimentos de materiales duros. Hablamos de el martillo perforador.

Martillos perforadores con portabrocas SDS

Las herramientas anteriores tienen muchos nombres, pero el martillo perforador las supera con creces en cuanto a número de sinónimos. Los usuarios se refieren a esta máquina por múltiples nombres: taladro de obra, taladro SDS, rotomartillo, martillo percutor combinado, martillo perforador, martillo para brocas Hilti. Incluso hay quien se refiere a él (erroneamente) como taladro percutor.

Las diferencias más notables del martillo perforador con respecto del taladro eléctrico son:

  1. Usan brocas especiales: las brocas SDS
  2. Su potencia de impacto es muy superior

Al igual que el taladro con percutor, el martillo perforador tiene percusión desconectable. Lo que quiere decir que sirve también para taladrar en metal y madera. Sin embargo, el cometido principal de esta máquina es el taladrado en superficies de hormigón o piedra.

En el tiempo que le lleva a un taladro percutor estándar perforar un agujero en hormigón, el martillo perforador puede abrir cuatro orificios. Y ello sin apenas calentar ni desgastar la broca. El martillo, pues, destaca por su potencia de percusión: no se llama martillo en vano.

Martillo perforador SDS

Martillo perforador con portabrocas SDS para taladrar hormigón y cincelar

El sistema de percutor es muy diferente al del taladro, ya que, a diferencia de aquel, el martillo convierte la electricidad en aire comprimido (mecanismo neumático) para golpear la broca con mayor energía.

Pero hay otra diferencia. Es muy común que el martillo incluya también la posición de cincelar, esto es, golpear sin rotación. Esto sirve para usar punteros y cinceles planos que sirven, por ejemplo, para picar paredes y abrir rozas o canales para el paso de cables y tuberías. Es decir, tareas que son muy comunes en la obra y de ahí que mucha gente se refiera a esta herramienta como taladro de obra.

No obstante, si el martillo tiene posición de cincelado, pero no de rotación, entonces suele llamarse martillo demoledor. Cuando tiene ambas también se conoce como rotomartillo. ¡Vaya lío!

Para complicar aún más la cosa, algunos martillos perforadores tienen un portabrocas intercambiable, que permite el uso de brocas cilíndricas, es decir, brocas normales. Cuando no es así, igualmente se pueden usar dichas brocas adquiriendo un portabrocas SDS.

Con el objetivo de aclarar un poco más las diferencias entre taladro, atornillador y martillo, con sus variantes, para recapitular, haré un pequeño resumen.

Conclusión y resumen

Diferentes tipos de taladros, martillos y atornilladores

Atornillador, taladro percutor, taladro atornillador con percutor, atornillador de impacto y martillo perforador SDS

Según el cometido principal de la herramienta encontramos las siguientes máquinas eléctricas:

  • Atornillador: para atornillar
  • Taladro: para perforar en metal y madera
  • Taladro percutor: para taladrar metal, madera, ladrillo y cemento.
  • Martillo perforador: para perforar hormigón y piedra.

La lista anterior se refiere al uso más habitual de la máquina. Sin embargo, las funciones de unas y otras máquinas son más diversas.

El atornillador también sirve para perforaciones ligeras, con la ayuda de brocas hexagonales. El taladro también puede servir como atornillador, gracias al regulador electrónico de velocidad y al inversor de giro. Y el martillo perforador también sirve para cincelar, gracias a la posición que anula la rotación.

Además, un taladro atornillador con percutor combina tres funciones en uno: taladro (metal, madera, plástico, vidrio), taladro con percutor (ladrillo, cemento, hormigón) y atornillador (atornillar y desatornillar).

Por otro lado, el atornillador de impacto usa golpes tangenciales para lograr una mayor fuerza de torsión en tornillos gruesos o los largos tornillos estructurales y su funcionamiento es similar al de una llave de impacto de mecánico.

En conclusión, a la hora de comprar una de estas herramientas tienes múltiples opciones. Puedes elegir la más específica, que sera la mejor para dicha tarea. O bien una combinada, que será más versátil, aunque menos eficaz en cada una de sus tareas.

Deja un comentario