Espuma de poliuretano

La espuma es solo una de las muchas formas que puede adoptar el poliuretano. Por ello, si queremos averiguar qué es la espuma de poliuretano, habrá que preguntarse primero qué es el poliuretano.

¿Qué es el poliuretano?

El poliuretano, también conocido como por las siglas PU o PUR, es un compuesto químico formado por unidades orgánicas enlazadas a través de uretano. Pero ¿qué es el uretano? Es otro nombre para los ésteres de carbamato, unos derivados del ácido carbámico.

Pero dejemos la química a un lado. Lo que nos interesa saber sobre los carbamatos es que son los enlaces que ligan las unidades que componen el poliuretano, uno de los plásticos más versátiles e importantes que se usan hoy. De hecho, en 2007, el consumo de poliuretano en el mundo fue de nada menos que doce millones de toneladas.

¿Para qué sirve el poliuretano?

El poliuretano sirve para casi todo. Si estás leyendo este artículo en el coche o en la oficina, es más que probable que la espuma de tu asiento sea, precisamente, de poliuretano. Porque ese es uno de los principales usos de este material: colchones, muebles tapizados y asientos de automóviles se fabrican todos ellos con espuma de poliuretano.

Pero el poliuretano tiene muchas otras aplicaciones. Estos son algunos materiales fabricados con este compuesto:

  • Barniz transparente para suelos de parquet y tarimas
  • Talochas de albañilería para fratasar revocos
  • Selladores de estanqueidad
  • Aislantes térmicos
  • Juntas de dilatación
  • Paneles de insonorización
  • Esponjas de cocina y baño
  • Aplicaciones médicas
  • Ruedas y neumáticos para monopatines o carretillas

Por cierto, el poliuretano lo inventó Bayer en 1937, pero hasta 1952 no aparecieron los primeros poliuretanos flexibles. Porque esa es otra de las características de este material: el PU puede ser rígido o flexible.

La estructura abierta o cerrada del poliuretano: poliuretano sólido o espuma

Este plástico puede ser sólido o esponjoso, es decir, con cavidades de aire en su interior. Cuando el poliuretano es macizo, hablamos de PU de estructura cerrada. En cambio, cuando adopta forma de espuma decimos que tiene estructura abierta. En este último caso, la espuma puede ser rígida o flexible.

Con espuma de poliuretano flexible se fabrican los colchones, sillas de oficina y asientos de automóviles. Las esponjas para lavar el coche también se producen con PU flexible. En estos casos, la densidad del material influye en su firmeza. Por ejemplo, cuanto más densa es la espuma de un colchón, más firme es su tacto, menos cede ante el peso de nuestro cuerpo.

La espuma rígida la encontramos, entre otros productos, en los selladores de espuma expansiva para la construcción. En tal caso, esta espuma se presenta como fluido viscoso y pegajoso en un bote con formato de aerosol. Al reaccionar, el sellante se expande y se convierte en una espuma rígida que puede rellenar todo tipo de huecos y cavidades. Para la aplicación profesional de este producto se usan las pistolas para espuma de poliuretano.

Por otro lado, el poliuretano macizo también tiene múltiples usos. En su versión sólida este material destaca por ser flexible y elástico. Se usa, por ejemplo, para juntas de estanqueidad o como masilla elástica para rellenar cavidades de dilatación en obra nueva y reformas. El sellador de poliuretano también se conoce como Sikaflex, que es una de las primeras marcas comerciales que introdujo el material. Se aplica con una pistola de silicona. Otra variante sólida de este plástico sirve para fabricar ruedas con una ligera capacidad de amortiguación (patines en línea, monopatines, carretillas, bancos de trabajo rodantes, etcétera).

Pero volvamos a la espuma de poliuretano. Vamos a ver algunas de las ventajas e inconvenientes que tiene este material como sellador para la construcción.

Los pros y los contras del sellante expansivo de espuma de poliuretano

Se pueden destacar dos inconvenientes de la espuma de poliuretano: se degrada con la radiación UV y es muy díficil de limpiar cuando está húmeda.

No todos los poliuretanos son sensibles a la luz pero los que sí lo son deben ser protegidos para evitar que la radiación solar los oscurezca y deteriore su capa superficial. En cuanto a la limpieza, la espuma fresca de poliuretano es muy pegajosa y es muy engorrosa de limpiar si se pega a la piel. Para limpiarla en húmedo se usa un disolvente especial pero siempre que sea posible es mejor hacerlo en seco. En este caso se raspa de forma mecánica con la ayuda de una espátula u otra herramienta.

Sin embargo, la espuma expansiva de poliuretano destaca por sus ventajas:

  • Es inalterable, inerte y no es susceptible de producir la proliferación de hongos u otros microorganismos
  • Es muy ligera
  • Se adapta fácilmente a huecos y cavidades grandes y pequeños, con formas regulares o irregulares
  • Permite una instalación muy simple de elementos de carpintería como ventanas y puertas
  • Se puede cortar el sobrante cuando ya está seca
  • Tiene una buena resistencia mecánica
  • Es económico
  • Las espumas con expansión reducida sirven para pegar tejas en cubiertas y tejados
  • Como aislante térmico rellena muy bien las rendijas y pasos de aire que se forman en los encuentros entre paredes y planchas rígidas, paneles y techos, etcétera.

Además, cuando se usa no como fijación o sellante puntual, sino proyectado para aislar viviendas enteras presenta ventajas adicionales. Por ejemplo, su baja conductividad térmica permite conseguir un aislamiento eficaz con un espesor reducido.

Con respecto a los paneles de lanas minerales (fibra de vidrio, lana de roca) tiene la ventaja de que no desprende fibras, ni en el momento de su aplicación ni durante su vida útil. Si se compara, en cambio, con otra espuma proyectada, la espuma aislante de urea-formaldehído que se uso durante los años 80, la ventaja es que es más estable, no se asienta y no merma; por eso no produce pérdidas de aislamiento con el paso del tiempo.

Por último, el poliuretano proyectado es muy fácil de instalar, pues no requiere anclajes mecánicos, rastreles ni ningún otro herraje para su fijación; simplemente se proyecta directamente sobre la fachada, cámaras de aislamiento, etcétera.

Resumen y conclusión

El poliuretano es un tipo de plástico que puede tener estructura cerrada (material macizo) o abierta (espuma). Las espumas de poliuretano pueden ser flexibles (colchones, sillas tapizadas) o rígidas (paneles, selladores térmicos y acústicos).

Deja un comentario