Hormigoneras eléctricas para interiores

En las reformas de interiores, la hormigonera estrecha tipo carretilla es un elemento de maquinaria que vale su precio en oro. Esta pequeña hormigonera eléctrica apenas mide 60 cm de ancho, lo que significa que pasa sin problemas por los marcos de las puertas.

La hormigonera eléctrica para interiores con cuba de 80-100 litros permite hacer mortero y hormigón en interiores sin tener que hacerlo a mano ni recurrir a la mezcladora de mortero de varilla.

¿Qué hormigonera eléctrica comprar para trabajar en interiores?

Los fabricantes UMACON e IMER ofrecen varios modelos de hormigoneras profesionales con cuba estrecha para el uso en interiores.

UMACON - Hormigonera Carretilla 0,50Hp Umacon 109/85 L

  • Hormigonera Carretilla 0.50Hp - Umacon - Pro-90 - 109/85 L - 8429272700012

HORMIGONERA IMER MINIBETA MONOFASICA H.D.P.E.

Algunas de estas hormigoneras, como el modelo Rollbeta de IMER, tienen ruedas neumáticas de gran diámetro que facilitan el desplazamiento de la máquina. De hecho, se trata de una hormigonera especial que permite bascular el hormigón directamente en el suelo en vez de la carretilla.

Las minihormigoneras con ruedas neumáticas son perfectas para rellenar cimientos, hormigonado de losas y pavimentos, pozos y zapatas, etc.

Imer – Hormigonera carretilla 0.3 kW cubeta acero – rollbeta

Las ventajas de una hormigonera de transmisión directa

¿Por qué son tan caras las hormigoneras de interior? Estas mezcladoras son más caras que las de transmisión indirecta porque usan como tranmisión una caja de engranajes mecánicos muy silenciosa y de tranmisión directa.

Las hormigoneras eléctricas con transmisión indirecta son más baratas pero son más ruidosas y requieren un mayor mantenimiento. El piñón del motor mueve la cuba mediante una corona dentada soldada o atornillada en el perímetro del tambor. Por el contrario, la hormigonera de transmisión directa emplea un reductor mecánico, con engranajes de acero bañados en aceite, que reduce notablemente el ruido e incrementa la vida útil de la máquina.

Algunas de las máquinas con transmisión directa, además de la carcasa que recubre el motor y lo hace hermético a las salpicaduras de agua, incluyen un engranaje especial plástico de gran resistencia que aumenta el aislamiento eléctrico de la cuba respecto al motor y protege al usuario y a los componentes eléctricos de la hormigonera.

En las mezcladoras de transmisión directa, la eliminación de los componentes mecánicos (corona dentada de rotación, piñón del motor y correas) se consigue una máquina de muy bajo mantenimiento y más segura para el usuario. Además, la ausencia de la corona de rotación reduce considerablemente los decibelios emitidos (la caja de reducción con engranajes bañados en aceite es muy silenciosa y apenas emite rumorosidad).

Deja un comentario