Los mejores cortazulejos para alicatar baños y cocinas

¿Reformas en casa? Si vas piensas alicatar tu baño o cocina, necesitarás un buen cortazulejos manual. En esta breve guía de compra te explico todo lo que debes saber sobre estas herramientas. Al final del artículo te hablaré de algunas marcas y modelos.

¿Qué es y cómo funciona un cortador manual de azulejos?

Un cortazulejos es una herramienta manual que sirve para cortar baldosas y azulejos de cerámica y porcelánico de manera limpia, rápida y segura, sin producir polvo ni ruido, y sin consumir electricidad. Es una alternativa a la mesa cortadora de cerámica o a la radial, dos herramientas eléctricas que sirven para lo mismo pero que cortan el material gracias a un motor eléctrico que hacer rotar a un disco abrasivo.

La cortadora de cerámica manual funciona mediante la técnica de rayado y tronzado. La superficie de algunos materiales, como el pladur y los azulejos, está formada por un material más compacto y resistente que el núcleo, que en el caso de los azulejos es frágil. En tales casos, basta con rayar dicha capa para poder partir el material limpiamente por la marca. Con el cortazulejo se pueden hacer ambas tareas: el rayado y el partido.

Un cortazulejos consta de un rodel (rueda giratoria) de diamante sintético o vidia que raya el azulejo y un divisor o separador que lo tronza por dicha marca. La rueda está sostenida en un soporte que se desliza sobre dos guías cilíndricas paralelas. En cuanto al divisor, se trata de una palanca que parte el azulejo de manera similar a como se parte una tableta de chocolate.

Partes de un cortazulejos

El típico cortazulejos manual está formado por cinco partes: la base, dos guías cilíndricas, el rodel con su soporte, el separador y una regla graduada con un tope angular.

Partes de un cortazulejos

Partes de un cortazulejos profesional de la marca Rubi

La calidad y el tamaño de cada una de estas partes determina la capacidad de corte de la herramienta:

  • Base: para cortar azulejos de gran tamaño se requiere una base que sea al menos tan larga como el propio azulejo. Si se van a hacer cortes en 45º, es decir, por la diagonal del azulejo, la base deberá ser aún más grande.
  • Guías: en los cortazulejos profesional las guías incluyen un tratamiento anticorrosión, son macizas y el soporte del rodel se desliza con gran suavidad.
  • Rodel: suele ser de carburo de tungsteno (un metal muy duro). Los hay de varios diámetros. Cuanto más grueso sea el azulejo, más grande deberá ser el rodel.
  • Divisor: la palanca del separador presiona unos brazos sobre el azulejo que lo parte sobre un vértice o arista situado en la base.
  • Regla y tope de escuadra: se usa para medir el azulejo y hacer cortes repetitivos.

Y ahora que tenemos claro cuáles son sus partes, vamos a ver cuáles son sus ventajas e inconvenientes respecto al cortador de cerámica eléctrico.

Ventajas e inconvenientes

Como herramienta para cortar el azulejo cuando se alicatan cocinas y baños, el cortazulejos manual tiene varias ventajas:

  • Facilita cortes rápidos de alta precisión
  • No produce polvo ni ruido
  • No requiere electricidad, por lo que se puede usar en obras sin acceso al suministro eléctrico
  • Es fácil de transportar
  • Es fácil de usar

Y algunos inconvenientes:

  • No sirve para biselar azulejos
  • No vale para cortar algunos tipos de baldosas de gres ni piedras naturales
  • Cortar tiras muy estrechas es difícil, a veces imposible

Se podría decir, pues, que el cortazulejos manual es la mejor herramienta para cortar baldosas y azulejos de cerámica esmaltada (pasta blanca y pasta roja). También es apto, siempre que sea de cierta calidad y cuando está equipado con el rodel adecuado, para cortar piezas de porcelánico. En cambio, la piedra natural (granito, pizarra, mármol) y ciertas baldosas de gres extruido han de ser cortadas con una cortadora abrasiva de cerámica seca o húmeda.

Antes de pasar a ver los criterios que han de seguirse para comprar un cortazulejos, vamos a ver cómo se usa.

Cómo se usa un cortazulejos

Cuando se tiene que cortar un azulejo hay dos posibilidades: que el corte sea recto, es decir, quitamos una tira de azulejo, o bien angular (se quita una esquina o una porción intermedia). En el primer caso, cortar la pieza es muy sencillo:

  1. Se apoya el azulejo en la base y se alinea con el tope superior
  2. Se usa la regla graduada o un flexómetro para tomar la medida y posicionar la pieza en la máquina
  3. Se sitúa el rodel sobre un extremo, se aplica cierta presión y se desliza la palanca rayando el azulejo hasta el extremo opuesto
  4. Se acciona el separador para partir el azulejo

Para medir se puede usar la regla graduada de la herramienta, pero es más preciso medir con una cinta métrica. Para ello se mide desde el extremo del azulejo hasta el filo de la cuchilla del rodel.

En el caso de que la pieza sea desigual, es decir, cuando es más ancha en un extremo que en otro, se mide primero una punta. Después se desliza el rodel al extremo opuesto y se vuelve a medir. Es bueno comprobar de nuevo ambas medidas y asegurarnos de que el azulejo no se ha movido. Si todo está en orden, se procede a cortar.

El corte de la baldosa se complica cuando hay que eliminar una esquina. Por ejemplo, para adaptar una pieza contra el pilar de un edificio. En este caso, no se puede quitar la parte sobrante solo con el cortazulejos, sino que se precisa una herramienta auxiliar. Dicho útil puede ser, o bien la radial, o bien una tenaza de alicatador.

El proceso es el siguiente:

  1. Se marcan los dos lados de la esquina que debe ser cortada
  2. Se rayan ambos con el cortazulejos
  3. Si se va a usar la radial, se corta uno de los lados. El otro se tronza con el divisor o se parte con la tenaza
  4. Si solo se dispone de tenaza, se muerde el azulejo con cuidado, acercándose a las líneas de corte, hasta eliminar todo el azulejo sobrante

Las tenazas de alicatar son similares a las tenazas de cortar alambre, pero sus bocas están reforzadas con cuchillas de vidia (carburo de wolframio). Además, las mandíbulas de estas tenazas nunca se tocan, es decir, muerden la cerámica, pero su filo no se desgasta:

Rubi 65926 Tenaza para cerámica, Negro

  • La solución más general para el rectificado de cortes en baldosa cerámica, en especial en azulejo y gres esmaltado
  • Dispone de dos pastillas con filo de carburo de tungsteno de gran dureza; diseñadas para que los filos no lleguen nunca a tocarse, lo que aumenta la vida y duración de la tenaza
  • Mangos con recubrimiento bimaterial de gran ergonomía que aporta un mayor confort y reduce el esfuerzo en el momento de realizar la presión

Y ahora sí, vamos a ver cuáles son los aspectos que se deben valorar al comprar un cortazulejos manual para alicatar la cocina o el baño.

¿Qué aspectos hay que valorar para elegir un cortazulejos?

Lo primero es decidir el tamaño. La longitud de la base debe ser como mínimo tan larga como el propio azulejo. Además, si se va a solar o alicatar a cartabón (en diagonal) habrá que tenerlo en cuenta, pues la diagonal de un azulejo mide más que su lado.

En segundo lugar, un aspecto que influye en el precio del cortazulejos y que determina cuál es el máximo grosor del azulejo que podrá ser cortado por la máquina es el diámetro del rodel y la robustez de la herramienta. Cuanto más gruesas sean las guías y más sólido sea su soporte deslizante, mayor será el espesor cortable. Para cortar baldosas gruesas y porcelanato de gran grosor se requiere un cortazulejos fuerte y resistente. En cambio, para cortar azulejos delgados de pasta roja, incluso las versiones más baratas de bricolaje harán bien la tarea.

Por último, también es importante escoger una marca conocida y asegurarse de que podremos encontrar fácilmente los accesorios y piezas de repuesto del cortazulejos. Por ejemplo, muchos de los cortadores ofrecen la posibilidad de sustituir el rodel que viene de serie por uno más grande. Sin embargo, no siempre es fácil encontrar dichos accesorios.

¿Qué marca elegir? ¿Cuáles son los mejores cortazulejos manuales de cerámica? Estos son los asuntos que vamos a tratar en la siguiente sección.

Los mejores cortadores de azulejos

Cortazulejos serie Rubi Star

Rubi es una de las mejores marcas de cortazulejos. La serie Rubi Star no es la mejor de la marca y no está indicada para uso profesional, pero es un buen cortador de cerámica doméstico para cortar azulejos delgados. Rubi ofrece este modelo en tres largos: 42 cm, 51 cm y 63 cm.

La baldosa se corta y se raya con la misma palanca. El rodel que incluye es de 6 mm, lo que lo hace apto para cerámica esmaltada, pero se queda escaso para cortar baldosa de porcelanato. Incluye, eso sí, una maleta para transportarlo. Además, su base está amortiguada e incluye unos soportes extensibles para piezas grandes.

Rubi 14948 STAR-61 - Cortador con maleta, Gris, 63 cm

  • Nuevo soporte reforzado para ofrecer mayor durabilidad y potencia de separación. Guías de acero cromadas con tratamiento anticorrosión para una mayor durabilidad
  • Suplemento base para un correcto apoyo de la pieza. Rodeles intercambiables de Ø 6 a 10 mm
  • Con rodel Ø 6 mm incluido
  • Base con efecto amortiguante. Visión directa de la línea de rayado y corte

Cortazulejos Bosch PTC 470 y PTC 640

Dos buenos cortazulejos, muy diferentes en cuanto a diseño a los convencionales, pero muy efectivos son los modelos PTC 470 y PTC 640 de Bosch. Con ellos se puede cortar cerámica esmaltada y porcelánico de hasta 12 mm.

El número del modelo indica la capacidad de corte en recto, por ejemplo, el PTC 470 corta hasta 470 mm en ángulo de 90º. En diagonal, las capacidades de corte de estos cortazulejos son las siguientes:

Modelo Capacidad de corte 90º Capacidad de corte 45º
Bosch PTC 470 470 mm 330 mm
Bosch PTC 640 640 mm 450 mm

Este cortador de cerámica es interesante por cinco motivos:

  1. Incluye una regla telescópica que permite medir directamente el azulejo (también las medidas largas)
  2. Su rodel está revestido con nitruro de titanio (TiN) para reducir el desgaste
  3. La rueda de corte es fácilmente sustituible con la ayuda de un destornillador
  4. Se transporta fácilmente gracias al asa integrada en la base
  5. Permite tronzar el azulejo desde su parte media, lo que reduce el riesgo de rotura cuando se cortan piezas por la diagonal

Bosch PTC 640 - Cortador de azulejos manual, 640 mm (ref. 0603B04400)

  • Fijación segura del azulejo para rascar y romper de forma precisa
  • Cortar azulejos grandes de manera confortable gracias a ampliación de la tirada
  • Cortes diagonales precisos gracias al tope angular estable de 45°
  • Mecanismo de sujeción para la fijación segura

Cortador de azulejos profesional Rubi TS-66

Sin entrar en la serie TX, que es la mejor de la marca Rubi, pero con un precio muy elevado, podemos comprar el cortazulejos Rubi TS-66 como modelo profesional con buena relación calidad/precio. Este modelo puede cortar baldosa de hasta 66 cm de longitud. Viene equipado con dos rodeles (de 6 y 10 mm) y admite otros de hasta 22 mm como máximo.

Este cortazulejos profesional Rubi destaca por:

  1. Su separador monopunto con 800 kg de potencia capaz de cortar baldosa de hasta 15 mm de espesor
  2. Su base resistente y las guías anticorrosión robustas de acero cromado rectificadas y calibradas
  3. Su ergonomía. Por ejemplo, el mango de las palancas es bicomponente para una mayor comodidad de uso

Rubi 18922 Cortadora manual, Rojo

  • Ideal para el corte intensivo de baldosa cerámica en general, y en especial, para el corte frecuente de gres porcelánico (tipo BIa)
  • Separador monopunto de altas prestaciones con 800 Kg; de potencia máxima de separación, especialmente diseñado para el corte de materiales de alta dureza y con espesores máximos de 15 mm
  • El separador incluye la función SMART POWER por la que el mismo regula la potencia de separación dependiendo del espesor de la baldosa, aplicando la máxima potencia en los materiales de mayor espesor
  • Empuñaduras bimaterial y diseño ergonómico, con tope lateral de grandes dimensiones para una mayor sujeción de la baldosa, y precisión en los cortes repetitivos; base reforzada y de gran dimensión

Conclusión y resumen

Un buen cortazulejos manual nos permite alicatar nuestro baño o cocina sin producir polvo ni hacer apenas ruido. Esta herramienta es eficaz, fácil de usar y no requiere electricidad.

Con la cortadora de cerámica manual se puede cortar azulejo esmaltado de pasta roja o blanca y porcelánico, siempre que se use el rodel adecuado y que la máquina sea lo suficientemente robusta. No se puede, en cambio, cortar pavimento y revestimiento de piedra natural (granito, pizarra, arenisca), ni tampoco algunas baldosas de gres para exteriores.

Rubi es una de las mejores marcas de cortazulejos, aunque no todos sus modelos son de alta calidad. Por ejemplo, las prestaciones de los modelos domésticos para bricolaje son muy limitadas, aunque, eso sí, son máquinas mucho más baratas que las de las gamas profesionales. Otra buena marca de cortadores es Bosch, sus cortazulejos PTC 470 y 640 son buenas opciones el uso doméstico.

Deja un comentario