persona intentando arrancar una desbrozadora ahogada tirando de la cuerda

¿Por qué se ahoga mi desbrozadora?

Si lo sé, me la compro eléctrica. El motor de gasolina siempre acaba fallando. Nunca más una máquina de gasolina... Y algunos juramentos contra cosas sagradas que es mejor no reproducir. El motor de tu desbrozadora —motosierra, cortasetos o soplador de hojas— no arranca; está ahogado. ¿Qué has hecho mal?

- Espera, ¿seguro qué esta ahogado?
- Pues si no, ¿por qué no arranca?

Cuando un motor de dos tiempos no arranca, es fácil presuponer que está ahogado. Pero este no es siempre el problema. Así que, en este artículo, veremos cómo comprobarlo: analizaremos por qué se ahoga un motor. Trataremos las causas, propondremos soluciones. Y, sobre todo, aportaremos ideas para prevenir esta avería tan común en la la maquinaria de jardinería.

¿Qué significa que un motor de gasolina está ahogado?

Definición. Se dice que un motor está ahogado cuando hay un exceso de combustible en el cilindro que lo impide arrancar o seguir girando.

La palabra ahogar viene del latín suffocare, que significa 'sofocar'. Sofocar es 'ahogar o impider la respiración de alguien', pero también 'apagar o extinguir un fuego'.

Como en las definiciones anteriores, un motor se ahoga cuando le falta oxígeno (aire) o, visto de otra forma, cuando le sobra combustible (gasolina). ¿Quién recuerda el experimento de tecnología en el que se apaga una vela asfixiándola con un vaso? Pues al motor de explosión le pasa lo mismo: el combustible no arde sin oxígeno, y el motor se cala.

¿Por qué se ahoga el motor?

El cilindro de un motor se ahoga porque recibe más gasolina que aire, como ya hemos visto. Esto puede ser resultado de varias causas que pueden dividirse en dos grupos. Primero, las relacionadas con la falta de experiencia con este tipo de motores. Segundo, la falta de mantenimiento, a veces por ignorancia, otras por dejadez, del motor, que incluye: la limpieza de los filtros, sustitución de elementos de desgaste, etc.

Causas frecuentes de ahogamiento

Veremos en primer lugar las causas de ahogamiento de un motor que tienen que ver con el desconocimiento de uso.

A. Olvidar desconectar la palanca del estrangulador cuando el motor ya está caliente

En frío, la gasolina se vaporiza con dificultad y tiende a pegarse en las paredes del cilindro. Las partes menos volátiles se condensan sobre el metal frío. De resultas, en la cámara de explosión del motor hay poco combustible en condiciones apropiadas para la combustión.

Para evitar lo anterior, se inventó el estrangulador (choke): una válvula que cierra el paso del aire a su paso por el carburador. Al reducirse el aire, se aumenta la concentración de gasolina en la mezcla, lo que facilita el arranque. (Véase también: por qué se cala un motor de dos tiempos al quitar el estrangulador).

Pues bien, dejar puesta por olvido la palanca del estrangulador puede sofocar el motor por exceso de combustible (falta el oxígeno necesario para quemarlo). Sin duda, esta es una de las causas más comunes de ahogamiento del motor de la desbrozadora.

B. Arrancar un motor caliente con el ahogador

Siguiendo con el ejemplo anterior, otro error común es tirar del estrangulador para arrancar un motor que ya está caliente. El efecto es el mismo que en el caso anterior: se acumula gasolina en el cilindro por falta de aire.

Para arrancar un motor caliente no hace falta usar el ahogador, basta con tirar directamente de la cuerda. En todo caso, si el motor no arranca, se puede bombear gasolina pulsando dos o tres veces la perilla del carburador y repetir el proceso.

C. Tirar de la cuerda con el interruptor general apagado

Un descuido que le puede pasar a cualquiera, no solo al novato, es olvidarse de encender la máquina. ¿Y qué pasa si nos ponemos a tirar como locos de la cuerda con el interruptor general en OFF (apagado)? Exacto: que ahogamos el motor.

Porque si la electricidad no llega a la bujía, difícilmente saltará la chispa. Y sin chispa no se inflama la mezcla. Recordemos que la diferencia entre el ciclo térmico del motor Otto y el Diesel es que el primero necesita una chispa en el tiempo de encendido para detonar el combustible.

La consecuencia de olvidar encender la máquina, una vez más, es que el cilindro del motor queda anegado con gasolina.

Tirar de la cuerda para arrancar motor de desbrozadora Tirar de la cuerda con el interruptor apagado: otra buena forma de ahogar el motor de la desbrozadora.

D. Exceso de aceite en la mezcla

El aceite es peor combustible que la gasolina. Su combustión es incompleta y deja más residuos. Por ello, si la mezcla gasolina-aceite no es la correcta, el aceite puede impregnar las paredes del cilindro o, peor, el electrodo de la bujía.

En una bujía con los contactos engrasados la chispa no salta. Así, llegamos al mismo escenario que en el epígrafe anterior: la cámara se inunda con gasolina por un fallo del elemento de encendido durante el ciclo.

Hasta aquí, hemos visto las causas más frecuentes de ahogamiento de los pequeños motores de 2T de máquinas agrícolas, forestales y de jardinería: desbrozadora, motosierra, recortasetos, soplador de hojas, vareador de aceitunas... En la siguiente sección trataremos otras causas menos comunes que están relacionadas con la falta de mantenimiento del motor.

Garrafa mezcla gasolina y aceite y motor de desbrozadora Un exceso de aceite en la mezcla de gasolina puede engrasar la bujía y ahogar el motor

E. Filtro del aire sucio

Antepuesto al carburador, el filtro de aire filtra y retiene polvo e impurezas que podrían dañar el motor si alcanzan el cilindro. Un filtro sucio y saturado se opone excesivamente al paso del aire y no suministra al carburador la corriente de aire necesaria para preparar la mezcla adecuada. Nuevamente, el resultado es una mezcla rica en gasolina que puede ahogar el motor.

Limpiar periódicamente el filtro del aire, y sustituirlo en su momento, es la mejor forma de prevenir esta situación. Si el filtro es de esponja, tras la limpieza, se debe empapar con aceite especial para filtros de aire (que ayuda a retener las impurezas).

F. Bujía dañada

Si la chispa que salta en la bujía no es apropiada para la combustión, o si no salta chispa en absoluto, puede darse la situación descrita en C y D. Es decir, el cilindro queda inundado de gasolina por faltar el encendido.

G. Mala carburación

En el carburador se produce la mezcla de aire y gasolina que llega al cilindro. La proporción de gasolina de la mezcla se regula mediante dos tornillos que reducen o aumentan el flujo de combustible de los surtidores.

Cuando un carburador está mal ajustado (mala carburación) y hace llegar al cilindro más gasolina de la que este puede quemar, este exceso de combustible puede sofocar el motor.

H. Avería del carburador

El carburador típico de las máquinas de jardinería es al tiempo la bomba de combustible. Gracias a un par de membranas (diafragmas) y una válvula de aguja, el carburador succiona gasolina desde el tanque aprovechando el vacío que se crea en el carter durante el ascenso del pistón en el cilindro.

Estas son algunas causas que pueden aumentar la proporción de gasolina en la mezcla que suministra el carburador:

  • Aguja dañada que no cierra bien el paso de la gasolina
  • Balancín de la aguja mal reglado o deformado (la aguja abre antes de tiempo o se queda abierta)
  • Muelle desgastado (una tensión insuficiente del resorte deja abierta la aguja)
  • Diafragma en mal estado que oprime el balancín antes de tiempo (o lo deja abierto)

La solución a estos problemas es reconstruir el carburador con un kit de juntas, membranas y piezas de repuesto compatibles. Si no se encuentra el kit adecuado, otra posibilidad es sustituir el carburador completo.

I. Mezcla de gasolina en mal estado

No es aconsejable dejar la mezcla de gasolina y aceite en el tanque de la máquina si no se prevé usarla en mucho tiempo. La mezcla de combustible para motores de dos tiempos comienza a deteriorarse a partir de los 30 días, aproximadamente. Pasado este tiempo, la mezcla pierde propiedades (octanaje) y puede dificultar el encendido, lo que, como consecuencia, podría ahogar el motor.

Si es posible, lo ideal es consumir la mezcla en el día y, ante la duda, descartar la mezcla de combustible si ha pasado más de un mes desde su preparación.

¿Cómo compruebo que la máquina está ahogada?

Se puede intuir, por los síntomas, cuándo un motor está ahogado; sin embargo, la forma científica de comprobarlo es quitar la bujía y examinar el cilindro. Si nuestra intuición era correcta, las roscas y el electrodo de la bujía estarán empapados con gasolina.

Para retirar la bujía:

  1. Se desconecta la pipa (el cable que viene de la bobina y que suministra la electricidad a la bujía)
  2. Se afloja la rosca con la ayuda de la llave de bujías
  3. Se termina de aflojar a mano

¿Cómo desahogar el motor?

Una de las formas de desahogar un motor de desbrozadora es retirar la bujía. Después, se sopla la bujía para secar el exceso de gasolina y aceite.

Para drenar la cámara de combustión, se puede tirar varias veces de la cuerda pero, ojo, porque la gasolina es inflamable. Debe hacerse con la máxima precaución: con el interruptor general apagado, la bujía desconectada de la pipa, el estrangulador desconectado, lejos de cualquier fuente de llama o calor y sin fumar durante el proceso.

Pero existe un método más simple para arrancar un motor ahogado. Así como en matemáticas usamos operaciones inversas para despejar ecuaciones de álgebra, es decir, lo que suma pasa restando y lo que multiplica, dividiendo, podemos intentar arrancar el motor aplicando la operación inversa que lo ahogó. Esto es, haciendo llegar al cilindro la máxima cantidad de aire (oxígeno).

Para el método anterior, se siguen estos pasos:

  1. Se pone el interruptor en ON
  2. Se desconecta el estrangulador
  3. Se pulsa el acelerador al máximo
  4. Se procede a arrancar

Como la mariposa del carburador está completamente abierta (acelerador al máximo), esta técnica conduce un buen flujo del aire hasta la cámara de combustión. A pesar de ello, si el cilindro está anegado de gasolina, arrancar puede requerir muchos intentos. Si pasados 1-2 minutos el motor no arranca, no quedará más remedio que seguir el método lento (quitar la bujía).

Conclusión

Ya sean de desbrozadoras, motosierras o cortasetos, los motores de dos tiempos se ahogan por exceso de combustible o falta de aire. Aunque existen causas muy concretas, como las relacionadas con la aguja o el diafragma de la bomba de combustible del carburador, en la mayoría de los casos se debe a descuidos o un mal uso de la máquina.

Mantener el filtro del aire limpio, usar mezcla recién preparada (y con la proporción correcta de aceite), y seguir el protocolo correcto de arranque son pasos imprescindibles si queremos evitar que el motor se ahogue.

Deja un comentario