cascos de protección auditiva para los oídos

Guía sobre protectores auditivos

El ruido en la construcción y la industria es un fenómeno residual de la actividad de estos sectores. Un nivel excesivo de ruido puede causar daño auditivo permanente al trabajador. También se exponen a sonidos molestos no deseados los aficionados al bricolaje, y otras actividades como la jardinería, al usar máquinas ruidosas como motosierras de gasolina, radiales, lijadoras o martillos picadores.

La mala noticia: la pérdida de la audición es a veces irreversible. La buena: prevenir lesiones auditivas es fácil: solamente hay que usar los protectores auditivos correctos.

Equipos de protección auditiva guía de seguridad

Introducción

En un concierto de música o una sesión de fuegos artificiales, el ruido forma parte de la actividad; esto es, el ruido es el espectáculo. Por el contrario, en los sectores de la carpintería, la herrería y la construcción, así como en el bricolaje, el ruido es una consecuencia no deseada.

A diferencia de la pirotecnia o el evento en vivo, cortar madera, hormigón o metal causa ruido, pero, en este caso, el sonido desagradable de la maquinaria eléctrica no es necesario para su funcionamiento. Así que no hay por qué oirlo. Por ello, en esta pequeña guía hablaremos sobre protectores auditivos para evitar daños en el oído por exposición al ruido.

Pero, antes de nada, hagamos una pausa para explorar sobre los daños auditivos. ¿A qué tipo de lesión te expones si, por negligencia o desidia, desbrozas, podas, taladras o lijas alegremente sin usar cascos protectores de oídos?

Daños auditivos causados por la exposición al ruido de herramientas y maquinaria

La exposición repetida a niveles de ruido superiores a 85 decibelios (dB) pueden causar distintos tipos de daño auditivo:

  • Pérdida de la capacidad auditiva: el rango de frecuencias audibles por humanos comprende desde 20 Hz hasta 20 000 Hz, aproximadamente. El nivel de audición, que también se pierde por la edad, lo evalúa el otorrino con el examen de audiometría (capacidad para escuchar sonidos)
  • Reducción del umbral del dolor o reclutamiento: en esta condición el oído percibe más sensación sonora en relación con la de un oído sano, lo que puede causar algiacusias (dolor auditivo)
  • Hiperacusia: así se llama la baja tolerancia a sonidos normales del entorno (hipersensibilidad a gritos, ladridos, silbidos, truenos, risas...)
  • Distorsión acústica: falta de claridad para oir determinados sonidos
  • Diploacusia: definida como la sensación de percibir el mismo sonido (frecuencia) como un tono distinto en cada oído
  • Acúfeno o tinnitus (palabra en latín que significa literalmente 'tintineo'): es la sensación auditiva de percibir un sonido que no proviene de una fuente externa, a menudo, en forma de pitido o zumbido. Los acúfenos pueden ser permanentes o temporales.

A propósito del pitido de oídos, puede que alguien esté hablando mal de ti (oído izquierdo) o bien (derecho), según cuenta la leyenda... Pero, insensato, ¡también cabe la posibilidad de que te estés quedando sordo por picar con el martillo demoledor sin cascos! La conclusión es clara: cualquier daño auditivo de los descritos va a mermar tu calidad de vida.

¡Así vamos a ver cómo prevenir estas y otras lesiones de oído mediante el uso de protectores auditivos! Por cierto, ¿sabes cuántos decibelios son perjudiciales para la salud? Hablaremos de eso enseguida... Primero, debemos comprender cómo miden el ruido los fabricantes de herramientas (o de equipos de protección auditiva).

Presión y potencia acústica

El ruido que emite una máquina se propaga en todas las direcciones. Cuando las ondas del sonido topan con un obstáculo, este puede absorberlas, reflejarlas o transmitirlas. Por este motivo, al tratar del ruido en entornos laborales se distingue entre dos conceptos: potencia acústica y presión acústica.

La potencia acústica (o sonora) es la cantidad de ruido que emite la máquina. Esta potencia no se expresa en vatios (W), sino en decibelios (dB). El fabricante de la máquina indica este valor en la ficha técnica con las siglas Lw (sound power level).

La presión acústica también se mide en decibelios. Esta medida indica la presión del sonido emitido por la máquina en el lugar de trabajo. Es decir, el valor de la presión sonora ya no solo depende de la máquina, sino también del punto de medición. Se designa con siglas Lp (sound pressure level).

Evidentemente, cuanto mayor sea la distancia del punto de medición hasta el equipo emisor del ruido, menor será la presión del sonido. Por lo general, la presión sonora es proporcional a la potencia acústica. En concreto, el valor Lp de una máquina suele ser entre 8 dB y 25 dB menor que el valor Lw.

Medición del nivel de ruido en una máquina industrial Medición del nivel de ruido en una unidad industrial de ventilación con el medidor de decibelios

Dicho esto, sigamos con nuestro estudio...

¿Cuándo hay que usar protección auditiva?

¿Sabes qué normativa regula la salud y la seguridad de los trabajadores contra los riesgos de la exposición al ruido? Pues el Real Decreto 286/2006, que fija el valor límite de ruido equivalente diario (LAeq) en 87 dB (A). Y establece, además, que se deben tomar medidas cuando dicho nivel esté entre 80-85 dB (A).

Si te preguntas qué significa esa A entre paréntesis, la respuesta es muy simple: indica que en la medición se ha aplicado la ponderación A. Se trata de una técnica para ajustar la medida del sonido a la sensibilidad del oído humano. También hay quien lo escribe de esta manera: dBA.

En otras palabras, la norma obliga a transformar los picos de exposición al ruido en el nivel equivalente diario de ruido (constante). Durante la jornada laboral de 8 h. no se deben superar los 87 dB (A). Y cuando este sea el caso, se debe reducir el tiempo máximo de exposición diario. He aquí una tabla con algunos ejemplos:

LAeq Tiempo máximo de exposición
87 dB 8 horas
90 dB 4 horas
102 dB 15 minutos
120 dB 15 segundos

La razón de tales límites es que cuanto mayor es el ruido continuo, antes se produce el daño auditivo. Por ejemplo, bastan 30 segundos de exposición a ruido continuo de 118 dB (A) para causar daño auditivo permanente.

Tipos de protectores auditivos

Existen dos tipos de equipos de protección individual (EPI) para la protección de los oídos:

  • Protectores auditivos internos (tapones)
  • Protectores auditivos externos (cascos o diademas)

Los cascos amortiguadores de sonido son más efectivos que los tapones de espuma o material moldeable que se insertan en el canal auditivo. Sin embargo, las gafas de seguridad, las mascarillas de protección respiratoria y otros EPI restan eficacia a los cascos de protección auditiva.

Por ejemplo, las patillas de las gafas rompen el sello de insonorización que forma el casco alrededor del oído. Los tapones, en cambio, conservan su rendimiento por ser internos.

Cascos de protección auditiva Cascos ajustables de protección auditiva con diadema acolchada

Por otro lado, existen equipos seguridad laboral integrales que incluyen cascos de protección auditiva. Es el caso de los cascos para arboristas, que combinan una pantalla facial, casco rígido y protección auditiva en un único EPI. Tales cascos de arborismo protegen la cara, los oídos y la cabeza, por ejemplo, al podar en altura o desbrozar parcelas.

Comprar equipos de protección auditiva

Tapones de espuma de poliuretano 3M

Para insertar los tapones de espuma en el canal auditivo, se comprimen con las yemas de los dedos al tiempo que se rotan ligeramente. Ya en el oído, el tapón se expande y reduce el nivel de ruido en 29 dB.

Los tapones blandos no molestan cuando se combinan con gafas de seguridad, mascarillas de protección respiratoria o cascos de obra para la cabeza. Además, también sirven para dormir.

3M 1100 - Tapones para los oídos de espuma (paquete de 50)

  • Tapones para los oídos 3M 1100.

Orejeras protectoras ProCase

Protectores auditivos antiruido SNR 26 dB ProCase

  • Casco ergonómico con alcochado suave reduce la presión en tu cabeza para un uso cómodo. Espacio generoso dentro de las copas de asegura la transpirabilidad mientras la piel sintética suave proporciona un sellado hermético contra ruído
  • Contruida por una cubierta de ABS y la espesa esponja acústica, las orejeras ofrecen una cancelación de ruido de NRR 26dB y bloquear el ruido por una gran cantidad, certificado por ANSI S3.19 (EE.UU.)

3M Peltor H510A

Las orejeras 3M Peltor H510A sirven para trabajar con lijadoras orbitales, sierras circulares o de banco, motosierras, taladros... El nivel de ruido máximo que soportan es de 98 dB y reducen este en 27 dB. El espacio en las copas para las orejas reduce la sensación de calor y humedad.

Cascos protectores de ruido 3M H510AC Peltor Optime (reducen 27 dB)

  • Protección acústica: reduce significativamente el ruido causado por herramientas eléctricas, proteje los oídos durante el taladrado, aserrado o el uso de una sierra de cadena
  • Diseño: protector auditivo llamativo para una mayor visibilidad
  • Ajuste perfecto: orejeras suaves y ligeras ajustables que se adaptan a una gran variedad de tamaños de cabeza
  • Seguro y certificado: Las orejeras cumplen los requisitos de seguridad de la norma europea EN352-1:2002, nivel de ruido: hasta 98 decibeles

Referencias

Deja un comentario