Puntas de atornillar

¿Quieres comprar puntas de atornillar? Las mejores puntas de atornillar son las que se fabrican con aleaciones como el cromo-vanadio o el acero modificado S2. El primero resiste mejor la corrosión pero es algo más blando.

El acero S2 es un material muy duro y resistente a la torsión pero también más vulnerable a la oxidación, por lo que las puntas S2 requieren un mayor cuidado (protección con aceite mineral). Por otro lado, las puntas de atornillar revestidas en Titanio, aunque no son baratas, son de gran calidad y ofrecen una vida útil muy larga.

Introducción

De poco sirve que tengamos un buen taladro atornillador de batería si no contamos con un juego de puntas de calidad. En las tareas de atornillado y desatornillado, la calidad de la máquina y el tipo de punta escogida determinarán el rendimiento y la eficiencia del usuario.

A la hora de comprar kits de puntas para nuestra atornilladora debemos considerar diferentes aspectos: el tipo de material con el que están fabricados, el formato de la punta, la forma del vástago y su longitud, la variedad de puntas que contiene el lote, y los accesorios o portapuntas que incluye.

Con respecto al material, la punta debe soportar la torsión y los golpes sin deformarse ni desgastarse en exceso. Los kits baratos de baja calidad están hechos con aceros al carbono de baja dureza y se estropean enseguida. Las aleaciones de acero con cromo, vanadio o molibdeno son más duras y soportan bien los esfuerzos de torsión: no se parten al girar y tampoco se deforma su punta cuando se trabaja con tornillos duros (por ejemplo, de acero inoxidable). Las de titanio y acero S2 también ofrecen una buena calidad.

Por otro lado, hay que tener en cuenta la forma y longitud del vástago. A menudo, nos encontramos con tornillos situados en espacios estrechos o cavidades profundas a las que el portapuntas convencional no es capaz de acceder. También puede suceder que sea el propio cuerpo del atornillador el dificulte el acceso. En tales casos, es buena idea comprar kits que incluyan puntas de atornillar largas o alargadores hexagonales.

La variedad de puntas ofrecidas en el lote también es otra de las cuestiones que debemos valorar. Si solo vamos a utilizar tornillería estándar, existen kits de puntas relativamente baratos que incluyen las cabezas más habituales: Philips, Pozidriv, de ranura plana, Torx y Allen. Las dimensiones más comunes son la PH1/PZ1, PH2/PZ2 y PH3/PZ3 en el caso de ranuras en cruz; T8, T9, T10, T15, T20, T27, T30 y T40 en estrella tipo torx; y hexágonos allen de 2, 2.5, 3, 4, 5 y 6 mm entre caras.

Otra consideración importante a la hora de comprar puntas de atornillar es el tipo de máquina que vamos a utilizar. Por ejemplo, existen puntas especiales para los atornilladores de impacto que soportan mejor los esfuerzos de torsión. En cambio, en los taladros y atornilladores convencionales el par de apriete es más bajo por lo que cualquier punta con la suficiente calidad puede hacer bien el trabajo.

Asimismo, muchos kits de puntas para atornilladores incluyen adaptadores y llaves de vaso para la instalación y retirada de tuercas y tornillería con cabeza hexagonal. También resultan muy útiles los portaccesorios con retén mecánico, que sujetan la punta mediante un resorte y evitan que se salga.

Finalmente, buscaremos kits cuyos adaptadores portapuntas sean magnéticos, ya que el tornillo se adhiere a la punta, lo que facilita el trabajo.

Tipos de puntas para atornillar

Las puntas para atornillar se utilizan para el atornillado y desatornillado de tornillos con ranura. Es decir, aquellos en los que la forma de la cabeza no permite otro tipo de instalación, como los de cabeza hexagonal o cuadrada, que se aprietan con llaves fijas o inglesas.

Hay muchas formas de ranuras y puntas. Estas pueden ser estándar o de seguridad, para los tornillos antimanipulación, diseñados para dificultar la retirada del tornillo a personal no autorizado. Estas últimas no deben confundirse con los sistemas utilizados por los tornillos antirrobo, que inutilizan la cabeza permanentemente.

Tipos de puntas de atornillar Tipos de puntas de atornillar

Las puntas más comunes son las siguientes:

  • Ranura recta
  • Ranura en cruz: Frearson, Philips, Pozidriv y Supadriv
  • De estrella: Torx interior, Torx exterior, polydrive, spline y otras
  • Cavidad cuadrada: Robertson
  • Pentalobulares: pentalobe y Aster
  • Hexalobulares: Torx, Torx Plus y Torx Paralobe
  • Hexagonales: simples (Allen) y de doble hexágono
  • Nudo de corbata: clutch tipo A y clutch tipo G
  • De tres puntas: triangulares, tripunto, trirranura y de triple ala
  • De cuatro puntas: torq y mortorq
  • Antimanipulación: Torx y Allen huecas, entre otras
  • De llave: agujeros en paralelo (ojos de serpiente)

Estándar

Las puntas más habituales y utilizadas en la actualidad son las de ranura recta y en cruz, cavidad hexagonal (Allen) y cavidad en estrella de seis puntas (Torx).

Los tornillos de ranura recta son los más fáciles de mecanizar. Como consecuencia, son los más baratos. Son los tornillos de toda la vida y tienen varios inconvenientes. Por ejemplo, la punta no se centra automáticamente sino que tenemos que hacerlo a mano. Esto dificulta su uso con los atornilladores eléctricos. Esta punta se designa mediante las letras "PH" acompañadas de un número que indica el tamaño (PH0, PH1, PH2, etc.).

Puntas de atornillar estándar Puntas de atornillar estándar: ranura recta, ranura en cruz (Philips, Pozidriv), hexagonales y Torx

Para facilitar el atornillado con herramientas eléctricas, se diseñaron los tornillos con ranuras en cruz. El Philips fue uno de los primeros. El aspa de la cabeza facilitaba el centrado automático de la punta mejorando así la eficiencia del operario. Sin embargo, este tornillo tiene una baja resistencia al deslizamiento, esto es, a partir de cierto par de apriete, la punta se sale de la ranura del tornillo e impide avanzar más.

Se dice que los tornillos Philips fueron diseñados con poca resistencia al deslizamiento (cam out) para evitar el sobreapretado en las piezas de aluminio utilizadas en la aviación y, de hecho, la patente de 1949 menciona esta característica.

La ranura en cruz de ocho aristas Pozidriv fue patentada en 1962. Su diseño mejoraba el agarre de la punta y aumentaba el par de apriete (torque) con respecto a las ranuras Philips. Como resultado, esta cabeza ofrecía un menor deslizamiento y una mayor eficacia en el uso de atornilladores eléctricos. Otra patente con características similares fue la del sistema Supadriv. Pozidriv se designa mediante las letras PZ (PZ1, PZ2, PZ3...).

Por último, tenemos los tornillos con cavidad hexagonal Allen, patentados en Alemania en 1936. Su forma es la de un hexágono regular. En 1967, la invención del tornillo de zócalo hexalobular (estrella Torx) mejoró el par de apriete y la resistencia al deslizamiento con respecto de la Allen, de manera similar a como lo hizó la Pozidriv frente a la Philips.

De seguridad

Las puntas de seguridad se utilizan para el atornillado y desatornillado de tornillería antimanipulación. El propósito de estos tornillos es dificultar, en la medida de lo posible, su retirada. Para ello, se rebajan cavidades de formas raras en sus cabezas.

El tornillo spanner de agujeros paralelos, también conocido como ojos de serpiente; los perfiles de tres y cuatro aristas; o las estrellas Torx y cavidades Allen huecas son algunos de los ejemplos más comunes. Pero existen otras formas, como las triangulares o las mortorq.

Puntas de atornillar seguridad Puntas de atornillar antimanipulación: agujeros paralelos, ala en 120º, alas en 90º, Torx hueca, Allen hueca

Puntas especiales

Además de las anteriores, existen infinidad de puntas que se adaptan a los muchos otros tipos de cabezas de tornillos disponibles en el mercado. Los sistemas pentalobulares, cuadrados o nudo de corbata (clutch) son algunos ejemplos.

Por otro lado, los kits de brocas y puntas de atornillar suelen incluir adaptadores especiales, como la punta cuadrada con rodamiento de 1/4" de pulgada, para utilizar con llaves de vaso. También es frecuente que se incluya un adaptador hexagonal hueco que permite el montaje de las puntas en el portabrocas de un taladro percutor.

Puntas especiales Puntas especiales: pentalobular, adaptador para vaso, clutch, adaptador para taladro y cuadrada

La importancia de escoger la punta correcta

En cualquier tornillo son varias las puntas que, aparentemente, parecen encajar en su ranura. Sin embargo, siempre hay una que se adapta mejor que las demás. Es la punta correcta: la que tiene la misma forma y medida que la cabeza del tornillo. Utilizar la punta adecuada es fundamental por varios motivos.

Primero, porque corremos el riesgo de dañar el tornillo (o la punta) lo que dificultaría enormemente su extracción: tendríamos que destruirlo taladrando o mediante otros medios mecánicos.

En segundo lugar, si utilizamos un taladro atornillador y la punta no asienta bien sobre el tornillo (punta incorrecta) se nos puede resbalar la herramienta. Las consecuencias pueden ir desde arañazos, marcas y daños superficiales hasta accidentes más o menos graves. Por ejemplo, podríamos clavarnos el tornillo y/o la punta de atornillar en la mano de apoyo.

¿Cómo averiguar cuál es la punta adecuada?

Hay algunos trucos que podemos utilizar para estar seguros de que hemos escogido bien la punta. Hay que diferenciar entre dos situaciones: por un lado, las dudas en cuanto a la forma de la punta de atornillar (por ejemplo, ranura en cruz Philips frente a Pozidriv), por otro, las dudas referentes a la medida del útil (por ejemplo PZ1 frente a PZ2).

Ranuras en cruz: Philips frente a Pozidriv

Existen dos tipos de ranuras en cruz: la Philips, que es la más antigua, y la Pozidriv, que se diseñó para mejorar la superficie de contacto entre el tornillo y la punta del destornillador.

La primera (PH) solo tiene una ranura en cruz, en cambio, la segunda (PZ) añade una segunda cruz desplazada 45 grados con respecto a la primera. Esta segunda cruz se puede observar casi siempre en las puntas de atornillado y, a menudo, también en la cabeza del tornillo. Nos guiaremos por estas marcas para determinar qué punta necesitamos.

A veces, no nos queda del todo claro si un tornillo es Philips o Pozidriv. Además de la doble ranura, la punta Pozidriv tiene dos diferencias adicionales respecto a la Philips:

  • Sus lados son paralelos (la Philips los tiene cónicos)
  • Su punta es redondada (mientras que las puntas PH son algo más afiladas)

En consecuencia, las puntas no son 100% compatibles ya que las puntas PZ, además de tener ocho aristas, presentan una geometría diferente. Esto nos puede servir para averiguar cuál es la punta adecuada. Si presionamos con la mano una PZ2 sobre la cabeza del tornillo y la giramos ligeramente, y, a continuación, hacemos lo mismo con una PZ2 observaremos que una de las dos produce menos holguras y hace un mejor contacto: ya tenemos la punta correcta.

Tamaño de las puntas

En cuanto al tamaño, tanto en el caso de las ranuras en cruz (PH, PZ) como en las hexagonales o Torx, un error habitual es escoger una punta más pequeña que la cabeza del tornillo. Lo contrario no es posible puesto que esta no encajaría.

Utilizar una punta pequeña puede dañar la cabeza del tornillo. Para evitarlo, actuaremos defensivamente y probaremos con los siguientes tamaños de punta hasta que encontremos uno que no encaja. La punta correcta será la inmediata inferior.

Deja un comentario