Herramientas y técnicas para curvar madera

Hay varias técnicas y herramientas que te permiten cortar y tallar distintos tipos de curvas en tus proyectos de carpintería. Cuál usar depende del tipo de acabado que le quieras dar a la madera.

El atractivo natural de las formas curvas, su suavidad o la comodidad de uso, por ejemplo, al redondear la esquina de una mesa, son algunos de los motivos que pueden llevarte a decidir incluir formas curvas en tus trabajos con madera.

La curvatura de tableros, el calado de huecos interiores, el redondeo de exteriores o el suavizado de los perfiles son algunas de las técnicas posibles.

Uso de la sierra de calar para la realización de calados en curva en madera

La sierra de vaivén o caladora es un tipo de sierra eléctrica que nos puede servir para hacer cortes en el interior de tableros de aglomerado, contrachapado o madera maciza. Si queremos practicar cortes en curva tendremos que escoger una hoja de sierra especial para curvas. Estas hojas son más estechas que las de cortes rectos y tienen su diente algo más pequeño, lo que posibilita el trazado de curvas con diferentes radios.

Para cortar maderas en curva con la caladora, lo primero que debemos hacer es trazar la línea de corte con la ayuda de un compás o plantilla. Marcaremos el trazo con un lápiz de carpintero o un rotulador de punta fina.

A continuación, con la ayuda de un taladro sin percusión y una broca para madera, cuyo diámetro sea algo mayor a la anchura de la hoja de sierra, hacemos un agujero en el interior de la tabla. La circunferencia del agujero debe ser tangente a la línea de corte en su interior, es decir, en la madera a desechar.

Partiendo del agujero realizado, comenzamos a cortar con la caladora. Lo ideal es utilizar una con regulador de velocidad en el gatillo. Nos ayudaremos de su velocidad variable para avanzar lentamente a lo largo de la línea de corte. Si lo vemos necesario, sujetaremos el extremo libre de la madera con la otra mano, teniendo siempre presente la posición de la hoja para evitar accidentes: los dedos siempre deben estar alejados de la marca de lápiz.

Curva interior en tablero de madera La caladora es la sierra ideal para practicar cortes curvos en el interior de tableros de madera

Si encontramos dificultades al cambiar de dirección, especialmente en las curvas más cerradas, podemos comprar hojas especiales para curvas de radio muy reducido. Aunque son muy endebles y se queman con facilidad, la anchura rebajada de estas hojas especiales permite describir curvas muy cerradas y evitan que la hoja se atasque en la ranura de corte.

Si no disponemos de hojas de sierra especiales, podemos hacer el corte utilizando un pequeño truco: practicamos varios cortes rectos sucesivos por el lado sobrante de la línea e iremos abriendo un hueco que deje espacio suficiente para que la hoja pueda girar sin bloquearse ni calentarse.

Curvatura de tableros con la sierra circular

Muchos trabajos con tableros de madera requieren curvar el material para suavizar su perfil y ofrecer un acabado más suave y atractivo. Algunos ejemplos son los asientos y taburetes curvos, formados con una única pieza de contrachapado, o la ligera curvatura que describen los respaldos de algunas sillas. Esto lo podremos llevar a cabo con la ayuda de una sierra circular.

El principio de funcionamiento de la curvatura de tableros de madera maciza se basa en la práctica de varias ranuras muy próximas entre sí. La realización de ranuras paralelas en el dorso de la madera posibilitan que la madera adopte la forma deseada. Para ello, es vital dejar una superficie delgada intacta en la parte vista de la madera.

Esta técnica se ha utilizado tradicionalmente para la instalación de zócalos en paredes curvas, para la formación del peldaños con contrahuella curva en escaleras o para el panelado de columnas de sección ovalada o cilíndrica.

Curvar tablero de madera con ranuras Curvatura en tablero de madera mediante ranuras. Fuente: Woodarchivist

Debemos considerar el ancho de la hoja de sierra para determinar cuántas ranuras tenemos que hacer y la distancia que debemos dejar entre una y otra. Aunque resulta más fácil calcularlo mediante ensayo y error. Para ello, en un trozo de madera inservible cortaremos una ranura de prueba. A continuación, intentamos curvar la madera. Si no somos capaces deberemos hacer la ranura más profunda. La profundidad adecuada es aquella que permite que las dos paredes de la ranura se toquen entre sí. La separación entre las ranuras queda determinada por el radio de la curva: tanto más juntas cuanto menor sea el radio de la curva.

La madera ideal para la realización de está tecnica es el contrachapado. En tableros de aglomerado (melamina) o de madera maciza no resulta tan viable. Lo ideal es que la profundidad de la ranura deje intactas un par de chapas de madera.

Finalmente, cuando la pieza adopte la forma deseada, rellenaremos con cola de carpintero las ranuras y dejaremos que seque la pieza para obtener una unión fuerte y segura.

Torneado de madera con un torno eléctrico

Un torno eléctrico es una máquina-herramienta sumamente versátil que ofrece infinitas posibilidades al aficionado a la carpintería.

Con un torno puedes:

  • Fabricar poleas y ruedas de madera
  • Tallar vasos y otros recipientes cóncavos de madera
  • Elaborar husillos roscados
  • Tornear mangos para las paletas de albañilería y otras herramientas manuales
  • Hacer tiradores redondos para puertas y muebles de cocina
  • Tornear una pata de repuesto a la hora de restaurar un mueble de madera
  • Fabricar un juego de bolos de madera para niños
  • Diseñar y fabricar tu propio pimentero de madera
  • Elaborar una barandilla o balaustrada de madera para una escalera
  • ¡Tornear cualquier otro objeto que se te ocurra!

¿Qué tipo de madera puedes tornear con un torno? Por lo general, los mejores acabados se consiguen con madera dura de veta fina pero son aptos para tornear también cualquier otra madera, siempre que no tenga nudos grandes caedizos.

¿Cuánto cuesta un torno para madera? El precio de un torno eléctrico profesional para madera supera los dos mil euros pero se pueden encontrar tornos eléctricos para bricolaje que ofrecen un rendimiento más que aceptable por debajo de los 600 €, para uso doméstico, claro.

Torno para madera Holzstar DB 450. Torno eléctrico de fundición de 450 mm

  • Torno compacto para profesionales y artesanos de hobby
  • El torno es muy popular debido a la carrera tranquila y tranquila. El palo de conducción y husillo consiste en un hierro fundido robusto
  • la velocidad se puede establecer en 5 posiciones diferentes
  • la cama de la máquina consta de la torsión resistente a la torsión. Hierro fundido para alta precisión y carrera suave

La ventaja de los tornos para tornear madera con respecto a los de metal es que no requieren un motor eléctrico excesivamente potente.;

Por el contrario, sí es recomendable, al igual que en los de metal, que sean más bien pesados, puesto que ofrecen más estabilidad durante el torneado. En este sentido, te aconsejo que si quieres comprar un torno de madera, busques uno con bancal de fundición. Los tornos de fundición son más pesados, rígidos y estables que los construidos con estructura de perfiles ligeros de acero.

Deja un comentario